Por amor al arte

14
La obra “Marionetas de internet”, mostrando una de las problemáticas sociales de hoy en día.

Por Francisco Giangreco.

Desde la plastilina a la arcilla. Desde las temperas a las acuarelas. Desde el alambre a la cerámica. Zulema Dinofa, es una artista plástica multifacética, alguien que crea más con su alma que con sus manos.

Se dice que hay personas que nacen predestinadas a ser tal o cual cosa, aquellas que desde pequeñas se les nota su vocación. Zulema Dinofa es uno de esos casos. “Desde muy chiquita descubrí mi pasión por el arte. Arranqué jugando con plastilina. Hacía de todo, desde reparar algún muñeco hasta moldear el cuerpo de una persona con sus órganos y jugar a operar. En la primaria, ‘dibujo’ era mi materia favorita e incluso, a los 12 años, me seleccionaron dentro de mi colegio para participar de una muestra de arte que se hacía con todos los colegios estatales de Capital Federal. Esa fue mi primer muestra”, nos cuenta risueña.

Zulema terminó la primaria e hizo el secundario como perito mercantil, sin embargo, nunca abandonó su apego por el arte. Cuando terminó sus estudios secundarios, comenzó a trabajar debido a una necesidad económica y fue ahí cuando se topó nuevamente con su pasión. “Al tiempo de haber empezado a trabajar, descubrí que cerca de mi trabajo había un taller de cerámica. Fui a averiguar y me encantó. Fue la profesora quién me dijo que yo debía estudiar la carrera. Me anoté en la Escuela Nacional de Cerámica N°1 y ahí primero hice la tecnicatura y después el profesorado”.

Quizá para algunos haya sido el destino o una simple casualidad. Lo cierto es que allí fue que nuestra entrevistada se nutrió de herramientas para poder comunicar a través del arte. Porque, según nos cuenta, ve al arte como un medio de comunicación. “Para mí, el arte es un medio de comunicación. Desde mi lugar me interesa comunicar, transmitir, ya sean críticas sociales, protestas o simplemente un arte agradable a la vista” y continúa “Por otro lado, también veo al arte como algo que me da un desarrollo y placer. Yo crezco con mis obras y estas me generan placer a medida que crecen. La gente va a creer que estoy loca, pero incluso, hasta les hablo mientras las construyo. Es que es así: mis obras forman parte de mí, y en ellas dejo mis ideas, mi tiempo y mi huella.”

20161024_102905
Esculturas de alambre, con la intención de que se vea lo interior, y luz, simbolizando mentes abiertas.

Nuestra protagonista alguna vez dijo: “…hay que ver más allá de lo aparente, hay que ir hacia el interior, a la esencia…”. Cuando le preguntamos a qué se refería nos contestó: “Estamos en un mundo donde todo es una gran cáscara. Todo se basa en la belleza, en el aparentar, en tener esto o aquello. Se pierde mucho el valor, lo fundamental de la persona, su alma, sentimiento o pensamiento. Eso es lo que tenemos que ver, conocer y buscar. Todos tenemos una lucecita en nuestro interior, algunos la tienen más apagada o encendida que otros, pero ahí está.”

Y fue en ese momento, cuando nos dimos cuenta qué era lo que buscaba simbolizar Zulema con sus últimas esculturas de alambre… que no sólo importe lo exterior, sino también lo de adentro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s